Portada
Universidad de Burgos
Universidad de Leon
Universidad de Salamanca
Universidad de Valladolid
         
Stecyl comunicados
Prensa
Ayudas y becas
Informas
Escuela hoy
Multimedia
Documentos
Legislacion estatal
Legislacion CyL
Normativa Universidad de Burgos
Normativa Universidad de León
Normativa Universidad de Salamanca
Normativa Universidad de Valladolid
Elecciones sindicales
 
 
Portada del sitio > STECyL Universidad comunicados > De nuevo 1º de Mayo, el día en que conmemoramos...
 
De nuevo 1º de Mayo, el día en que conmemoramos...
Miércoles 30 de abril de 2014

De nuevo 1º de Mayo, el día en que conmemoramos siglos de lucha de la clase trabajadora, de lucha de las personas humildes y decentes por cambiar sus condiciones de vida y las de sus hijos.

Cientos de años intentando cambiar y cambiando una sociedad profundamente injusta en la que una minoría tiene acceso a la riqueza ilimitada mientras que la mayoría sufre para obtener unos mínimos que les permita sobrevivir.

Cada paso avanzado se ha hecho sobre el sacrificio y el compromiso de millares de personas anónimas que han sacrificado su tiempo y sus vidas en aras de construir una sociedad más humana, más justa, más libre y en definitiva más digna.

Vivimos tiempos difíciles, las condiciones de vida de las clases más desfavorecidas se deterioran cada día, el paro y la exclusión golpean con dureza, miles de familias viven sin sustento, abandonadas por los poderes públicos, expulsadas de sus viviendas, sus trabajos y sus pequeños negocios y cada vez con menos coberturas sociales.

El sistema político está secuestrado por el poder económico, de tal forma que es difícil distinguirlos, ambos son parte de una realidad opresiva. El cerco de seguridad que rodea el Congreso de los Diputados es toda una metáfora de como lo que debiera ser la casa del pueblo está cerrado a cal y canto para evitar que el pueblo acceda a él.

Cada día nos repiten que la economía va mejor. ¿Para quién?, para las personas sin empleo y sin perspectivas de conseguirlo, para las jóvenes y los jóvenes cuya perspectiva de mejora se sitúa lejos de sus casas y sus familias, para millones de trabajadores y trabajadoras precarizados con salarios míseros, para los pensionistas que cada día pagan por más servicios, ven recortadas sus pensiones y mantienen a las familias de sus hijos, para las personas dependientes y los enfermos crónicos que están siendo abandonados a su suerte, para las personas de fuera que son tiroteadas retenidas con cuchillas asesinas o para las mujeres doblemente discriminadas y maltratadas por una sociedad patriarcal que no les permite decidir sobre su propio cuerpo.

Los derechos democráticos se recortan sin pudor, ley mordaza, ataques a la libertad de expresión, supresión de la justicia gratuita e, desprecio institucional a la iniciativa popular promovida por la PAH con el objetivo de resolver de forma justa el drama de los desahucios e imposición de un modelo centralista y excluyente que uniformiza e impide de derecho a decidir de las diferentes realidades nacionales que conviven en Estado.

Y además pretenden convencernos de que este es el futuro posible y que nosotros, nosotras somos culpables. Quieren también arrebatarnos la dignidad. Pero no pueden, no podrán, el proceso de empoderamiento del pueblo es imparable.
La fuerza de la dignidad inundó como una gigantesca ola las calles de Madrid el pasado 22M, una ola masiva y pacífica, mal que les pese, una ola de jóvenes, yayoflautas, personas trabajadoras, estudiantes…

Una ola superadora de modelos clásicos, una ola vital capaz de ser el origen de un nuevo camino, de un nuevo modelo, donde la decencia, la justicia, la libertad y la solidaridad entierren un presente que nos ahoga pero que no nos impide seguir hacia adelante, las Marchas de la Dignidad del 22M son el camino, un camino difícil pero imparable, son la energía que necesitamos, son LA FUERZA DE LA DIGNIDAD.

-* Accede a la revista en http://issuu.com/confederacion_intersindical/docs/clarion_40_ok/11?e=0/7594719

Ver en línea : <div data-configid="0/75947...

1 Mensaje

Cotarelo - 14 de mayo de 2014 12:34

«Los españoles vuelven a limpiar las letrinas de Europa; ahora con máster»

El catedrático de Ciencia Política y activista Ramón Cotarelo denuncia el desmantelamiento del Estado del Bienestar alentado por los grandes partidos .

Es tan evocadora como inquietante la metáfora de Ramón Cotarelo, catedrático de ciencia Política y de la administración en la Uned y conocido activista de la izquierda.

Al estado del Bienestar, alegoriza, le ha ocurrido lo mismo que a la mítica caja que los dioses del mundo griego entregaron a Pandora: que al ser abierta por la curiosidad de su dueña salieron todos los males para los hombres —hasta entonces desconocidos— y sólo fue cerrada justo a tiempo para mantener en su interior una cosa: la esperanza. Con el estado del Bienestar, advirtió ayer el profesor cotarelo en una conferencia en la Facultat de Ciències Socials de la Universitat de València, «la esperanza es lo único que nos queda».

Porque entre el derrumbe del comunismo (cuya existencia empujaba a la derecha política a defender el estado del Bienestar «para ahuyentar a la población del coco comunista») y la actual crisis económica (que ha «desconcertado» y «domesticado» a la izquierda y vaciado las arcas públicas) se está «desmantelando» este invento público del siglo XiX, desplegado tras la ii Guerra mundial, que sustituyó a la beneficencia y la caridad.

En su opinión, los cuatro pilares del estado del Bienestar teorizado por Keynes y T. H. marshall están temblando. «el seguro dedesempleo es cada vez menor; sigue habiendo pensiones, pero con menos poder adquisitivo; no todos tienen acceso a la educación ni a la sanidad », señala Cotarelo.
Ante un público estudiantil con demasiadas papeletas para seguir el camino del éxodo en busca de trabajo, cotarelo también vinculó la caja de pandora con la «destructiva » globalización, que ha logrado el sueño inverso del marxismo: en vez de internacionalizar el proletariado, lo único que ha derribado fronteras ha sido el capital.

¿Consecuencias? Él subrayó una: «tengo edad para haber visto a españoles limpiar retretes en Bélgica, Suiza, Alemania, Francia y otras partes de Europa. vi a mis compatriotas, queen su mayoría eran campesinos y, muchas veces, semianalfabetos, tratados como perros. y pensaba: es el franquismo, la dictadura, el triste destino de mi pueblo. Ahora, cuarenta años después, pasa lo mismo. Pero los que están limpiando letrinas en europa son ahora licenciados universitarios con máster. ¡Es una situación dramática!
Porque hemos invertido una gran cantidad de recursos en formar una generación con título universitario, hasta en las clases bajas, y ahora no tenemos trabajo para ellos. Los hemos formado nosotros, pero la política de la derecha los está echando», añadió cotarelo.

La culpa de los empresarios: No sólo a los políticos criticó por el drama del paro juvenil. el autor de libros como La izquierda del siglo XXI y La política en la era de internet acusó a los empresarios de ser responsables encubiertos. «Tenemos una clase empresarial incompetente y corrupta: mantiene grandes vinculaciones con capital financiero, vive de parasitar al estado, con exenciones fiscales, privilegios, corrupción y malversación de fondos públicos, y machaca a la clase obrera. Esa teoría de que nuestros empresarios crean empleo es falsa. ¡Son los empresarios quienes lo destruyen!», se indigna.

Su pronóstico laboral es desolador. «En Europa ya está el asunto clarísimo: el norte producirá, y del Sena hacia el sur (porque a Francia también le tocará), trabajarán los “chinos”. Eso sí: chinos que no tendremos los ojos rasgados pero que habremos de trabajar, por salarios de hambre, unas jornadas interminables » si se quiere competir con la auténtica china. O eso, o la esperanza.


 
Enviar la referencia de este documento por email enviar por email
 
 
 
 
 
 

Sitio desarrollado con SPIP | | Mapa del sitio |  RSS 2.0